viernes, 1 de marzo de 2013

Nos quedamos sin Papa

El Papa alemán, de 85 años, viajó por la tarde en helicóptero desde El Vaticano hasta la residencia de Castelgandolfo, desde donde impartió su última bendición a los fieles antes de cerrar ocho años al frente de una institución sacudida por escándalos e intrigas.

El Vaticano entra así oficialmente en periodo de “Sede Vacante” abriendo la vía a la celebración de un cónclave que podría iniciarse en torno al 10 de marzo para elegir al próximo jefe de la milenaria institución.

Cuando sonaron las ocho en punto en el campanario de Castelgandolfo, la bandera del Vaticano quedó a media asta y dos guardias suizos en uniforme de gala cerraron las dos grandes puertas de la residencia papal, marcando simbólicamente el fin de su pontificado.

]“Ya no seré Papa (...) Soy simplemente un peregrino que inicia la última etapa de su peregrinación por esta tierra”, dijo Joseph Ratzinger, llamado en adelante “Papa Emérito”, en su último mensaje desde el balcón del palacio.

Gracias a todos”, fueron sus palabras como Pontífice.

El Papa había abandonado a media tarde sus apartamentos del Vaticano, caminando lentamente con un bastón, mientras su secretario Georg Gänswein lloraba desconsoladamente.

El helicóptero, de color blanco, despegó a las 17h07 locales desde los jardines del Vaticano mientras repicaban las campanas en todas las iglesias de Roma. Tras 17 minutos de vuelo llegó a Castelgandolfo, donde le esperaban miles de feligreses.

Benedicto XVI anunció inesperadamente el 11 de febrero pasado la decisión de renunciar a su misión, por “falta de fuerzas”.

Al iniciar su última jornada como Papa, pidió “unidad” a la Iglesia, en una breve ceremonia de despedida ante 144 cardenales reunidos en la Sala Clementina del Palacio Apostólico en el Vaticano.

También prometió “reverencia y obediencia” a su sucesor, que será elegido en un cónclave de cardenales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán revisados primero y si se consideran adecuados se publicaran.
Gracias