viernes, 15 de marzo de 2013

El Papa Francisco I paga sus cuentas y no usa su coche oficial

Francisco I

Poco a poco se van conociendo las costumbre de Jorge Mario Bergoglio, ahora ya Francisco I, que dio la sorpresa al mundo al resultar elegido Papa. Llama la atención que sigue pagando sus cuentas y no le gusta usar el coche oficial.
Así se desprende de las palabras de los voceros vaticanos, que han asegurado que el Pontífice se dirigió a la Casa Internacional del Clero, donde reside cuando viaja a Roma, donde tenía sus pertenencias, lo que indica que esperaba volver a Argentina, por lo que la elección también le sorprendió a él. Además, no ha querido marcharse de su residencia sin abonar la cuenta de su estancia para dar ejemplo.
El jefe de la sala de Prensa del Vaticano, el padre Federico Lombardi, ha precisado también que, por lo que se ha podido percibir en la actuación y forma de ser del Papa Francisco -que habla español, italiano, inglés, francés y alemán--, "ha llegado un nuevo estilo de cercanía", algo que se ha visto, por ejemplo, en los medios de transporte que utiliza, ya que ha preferido no usar coche oficial.
Además, sobre cómo conciliar la seguridad pontificia con el estilo del nuevo Papa, ha explicado que "la seguridad está en función del estilo pastoral que adopta el Papa" de forma que "no es el Papa el que se encasilla en unas normas rígidas sino la seguridad al servicio del Papa". En este sentido, ha recordado cómo Juan Pablo II se saltaba el protocolo de seguridad y se acercaba a la gente.
En cuanto al estilo que apuntan sus primeras palabras y gestos, Lombardi ha señalado que "todavía es muy pronto" y que hay que tener más elementos de juicio para hacer una valoración que no sea superficial. Sin embargo, ha recordado que este Papa tiene "una trayectoria muy de ejercicio pastoral directo al frente de una gran diócesis como la de Buenos Aires y de una relación muy directa con el pueblo, con los más humildes y sencillos". "Habrá que esperar a la misa de inauguración para poder atisbar los rasgos de su espiritualidad y de su pensamiento", ha indicado.
El Pontífice ya dio muestras de su estilo cuando apareció ante los fieles que le esperaban en la Plaza de San Pedro. Entonces pudo vérsele con una sotana blanca y una cruz de plata como único elemento decorativo.

lunes, 4 de marzo de 2013

Cosas que debes ver

En una de mis clases de la universidad tuve que ver una vídeo-conferencia en la pagina TED de Melinda Gates  sobre como Coca Cola pueden enseñar a las grandes organizaciones a expandir su mercado.
Pues bien hoy he querido compartirla, ya que me impacto mucho su mensaje y pude entender en gran parte el éxito de Coca Cola en todo el mundo



viernes, 1 de marzo de 2013

Nos quedamos sin Papa

El Papa alemán, de 85 años, viajó por la tarde en helicóptero desde El Vaticano hasta la residencia de Castelgandolfo, desde donde impartió su última bendición a los fieles antes de cerrar ocho años al frente de una institución sacudida por escándalos e intrigas.

El Vaticano entra así oficialmente en periodo de “Sede Vacante” abriendo la vía a la celebración de un cónclave que podría iniciarse en torno al 10 de marzo para elegir al próximo jefe de la milenaria institución.

Cuando sonaron las ocho en punto en el campanario de Castelgandolfo, la bandera del Vaticano quedó a media asta y dos guardias suizos en uniforme de gala cerraron las dos grandes puertas de la residencia papal, marcando simbólicamente el fin de su pontificado.

]“Ya no seré Papa (...) Soy simplemente un peregrino que inicia la última etapa de su peregrinación por esta tierra”, dijo Joseph Ratzinger, llamado en adelante “Papa Emérito”, en su último mensaje desde el balcón del palacio.

Gracias a todos”, fueron sus palabras como Pontífice.

El Papa había abandonado a media tarde sus apartamentos del Vaticano, caminando lentamente con un bastón, mientras su secretario Georg Gänswein lloraba desconsoladamente.

El helicóptero, de color blanco, despegó a las 17h07 locales desde los jardines del Vaticano mientras repicaban las campanas en todas las iglesias de Roma. Tras 17 minutos de vuelo llegó a Castelgandolfo, donde le esperaban miles de feligreses.

Benedicto XVI anunció inesperadamente el 11 de febrero pasado la decisión de renunciar a su misión, por “falta de fuerzas”.

Al iniciar su última jornada como Papa, pidió “unidad” a la Iglesia, en una breve ceremonia de despedida ante 144 cardenales reunidos en la Sala Clementina del Palacio Apostólico en el Vaticano.

También prometió “reverencia y obediencia” a su sucesor, que será elegido en un cónclave de cardenales.