lunes, 4 de febrero de 2013

Un prejuicioso orgullo con 200 años


Todas las personas tenemos defectos que nos hacen imperfectos, aquellos que en ocasiones nos hace insoportables para cualquiera a nuestro alrededor. Este año es el año de celebración de una novela de aguda crítica de la sociedad georgiana, Orgullo y prejuicio(1813), escrita por una dama empeñada en no significarse, tanto es así que la novela salió a la calle sin firmar, por la afrenta que pudiera suponer que una mujer firmara tal cosa.

Eran tiempos duros para las mujeres con espíritu de artista, lo que sin duda inclinaba a Jane Austen, su autora, a mantener cierto anonimato. Mejor pasar desapercibida.
la clave del éxito de esta novela es mostrar en forma sencilla la vida en una época donde ser una mujer independiente y liberal era extraño.

Se han hecho algunas adaptaciones al cine, pero quizás la mejor para esta romántica sin remedio es la versión del 2005, protagonizada por Keira Knightley y Matthew Macfadyen, dicha adaptación cuenta con un gran reparto, paisajes únicos y un vestuario excelente, es una película digna de ver en un fin de semana entre amigas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán revisados primero y si se consideran adecuados se publicaran.
Gracias